Sonsoles

BY joan No comments

Sonsoles es una profesora que ya ha pasado la barrera de los cincuenta, sus casi 30 años de experiencia como maestra la convierten en una enciclopedia de recuerdos acomulados. Ella tiene un axioma como modo de vida: Cualquier tiempo pasado fue mejor: Las relaciones con las familias, la implicación de estas en la educación de sus hijos, la motivación de los alumnos, la disciplina en las aulas, la capacidad de esfuerzo y sacrificio … todo ha ido decreciendo según ella con el paso de los años.

Lo único que no ha decrecido en ella ha sido su motivación por hacer bien su trabajo, una profesional de los pies a la cabeza. Eso sí, va de arriba abajo con su queja como primera reacción ante todo lo que concierne el presente educativo, pero es una queja que no impide en ningún caso no cumplir con su obligación como profesional: enseñar a sus alumnos.

Des de hace un tiempo mi visión sobre este tipo de maestros ha cambiado, he dejado de verlos como aquellos profesionales que cierran las puertas a la innovación refugiándose en antiguos conceptos desfasados y fuera de toda actualidad. 

He dejado de entender que la innovación y la revolución en la escuela no pasa exclusivamente por utilizar el ordenador o estar en las redes sociales ( algo básico pero no esencial) como antes yo si que creía.

Para mi, profesoras como Sónsoles son todo un ejemplo de buenos docentes, ¿Por qué? Por un motivo muy sencillo, si algo ha hecho que la raza humana no se extinga que perdure en millones de años, ha sido su capacidad innata de adaptación al medio, y a sus circunstancias, esta lucha por la sobrevivencia en educación está muy relacionada con palabras como: vocación, motivación, entusiasmo, pero que al final se basan en una sola palabra: El amor hacia los más pequeños, aquellos quien sus seres más queridos nos confían para que intentemos hacer personas competentes en un futuro. 

Cada vez estoy más convencido que: 
  • Innovar en educación no está reñido con madurez profesional. La fórmula más juventud mayor innovación y más madurez más inmovilismo no es del todo cierta.
  •  No, innovar en educación no es incompatible con no usar a todas horas las PDI, las tablets o la robótica.
  •  No, innovar en educación no implica utilizar como única metodología los proyectos, el trabajo cooperativo o el flipped classroom entre otros... 
  •  No innovar en educación no tiene porqué querer decir no poner nunca deberes. 
Para mi innovar en educación significa simplemente adaptarse a los nuevos tiempos, buscar de qué manera puedo llegar a mis alumnos de hoy de que manera puedo hacer para que mejore su aprendizaje, Que lo que doy de comer a un elefante no ha de ser lo mismo que se le da a un gorrión.

Pienso que deberíamos fijarnos en profesoras como la protagonista del escrito que detrás de la imagen externa de la queja, acomula una experiencia que en toda escuela que quiera cambiar necesita imperiosamente que su voz se oiga, que no quede arrinconada como algo caduco y obsoleto.


Que pase PISA dePRISA

BY joan No comments

Si quieres saber mi valoración sobre los resultados Pisa no sigas leyendo este post, si esperas que haga un resumen de los resultados para entender todas sus variables mejor búscate los miles de artículos sobre el respecto que hoy salen en la prensa, por lo que a mi respeta lo que he leído no modifica en positivo o negativo mi concepto de hacia dónde hemos de conducir el tren de la educación.

Espero que los efectos de PISA pasen o desaparezcan enseguida, que ni colguemos medallas a los que se vanaglorian de haber mejorado los resultados ni crucifiquemos a los que se fustigan por no alcanzar lo deseado. 

Que pasen deprisa, porque estos nos alejan de la realidad de la clase, son la viga que impide ver lo que de verdad es importante. ¿Dónde valora Pisa la inteligencia emocional que tendrán estos alumnos en un futuro o en un presente ? ¿Dónde valora PISA la capacidad creativa, artística, física que tienen estos jóvenes? ¿No es esto importante? ¿Se apuesta por todo tipo de inteligencia o sólo por alguna de ella? 

Que pase PISA deprisa y que nos deje centrarnos en encontrar soluciones reales a la integración de todo tipo de alumnado en la escuela, verdadero reto de todo sistema educativo que se diga democrático o igualitario. 

Que pase PISA deprisa y nos deje replantearnos la formación del profesorado, que pongamos herramientas para capacitar a los nuevos profesores, que valoremos el esfuerzo de miles de educadores que intentar luchar contra la falta de inversión económica en educación. 

Por favor que pase PISA deprisa y nos deje buscar soluciones a la conciliación laboral. que en vez de hacer mil gráficos en excel para saber si tenemos 456 puntos o 457 busquemos como pasar más tiempo en casa la familia y encontremos tiempo de calidad en la escuela. 

Suerte tenemos que en estos tiempos, la información tienen de inmediatez lo que tiene de pasajera y en unos días no oiremos ya hablar de PISA.
 Desgraciadamente pero, tampoc oiremos hablar de lo que verdaderamente importa ¿o si?

Imagen del PERIODICO

Oda a la maestra ánonima

BY joan No comments

     No le hables de google apps, tampoco de flipped classroom o aula invertida, ni de gamificación, ni de aquellas apps milagrosas que parece que todo arreglan, a duras penas se puede llegar a defender con el ordenador.
Dejarme que hoy, reivindique la figura del docente que nunca aparecerá en ninguna red social, hablando de educación, ni para compartir algún recurso o para ni siquiera criticar ni al ministro ni a su ley .
  • Aquel maestro/a que parece que el ritmo que marca las nuevas tecnologías y los avances no vayan con él.
  • Aquel docente que llega de los primeros y sale cuando la luz de la luna ya es la protagonista de las tardes.
  • Aquel docente que va diciendo por los pasillos que cualquier tiempo pasado fue mejor pero que mañana aún puede ser peor.
  • Aquella maestra o maestro que nunca le gusta ser protagonista y que parece que nunca está pero su voz se hace indispensable.
 
     Hoy me quiero quitar el sombrero porque mi querida maestra, que es de este tipo de docentes, me demuestra en el día a día que no hace falta estar en Twitter, no hace falta llenar las programaciones de metodologías diferentes para llegar a ser una de las docentes más innovadoras de la escuela.
 
Entre todos, y quizás yo el primero, estamos adulterando el término innovación, y nos estamos olvidando de la palabra vocación, y de esto, la protagonista de la entrada de hoy tiene para dar y repartir. Hay muchos maestros y maestras magníficos y envidiables que con su dedicación, su entusiasmo y su esfuerzo están logrando innovar y cambiar las metodologías tradicionales, pero también es cierto que corremos el peligro de llenar nuestras aulas de maestros contagiados que prueben con los alumnos metodologías sin antes haberse formado adecuadamente por el simple hecho que las ha visto en una página de recursos del Facebook. Maestros que ante el primer contratiempo se vienen abajo.
 
Mi querida maestra le falta tiempo para dedicarse a formarse en nuevas tecnologías, en nuevas maneras de hacer las clases, porque lo dedica a sus alumnos.
Uno llega a la conclusión que la verdadera manera de revolucionar la educación es dar la palabra a los alumnos, oirles, escucharles, cederles protagonismo y en eso hay docentes que se ganan el sueldo, se ganan ser nombrados innovadores del año.
Soy de los que románticamente aún cree que la verdadera revolución nace de abajo, quizás bajo esta perspectiva hemos creído erróneamente que los maestros somos los que hemos de revolucionar la educación, llevarla hacia nuevos derroteros, quizás sea cierto, pero no hemos caído en la cuenta que lo primero que deberíamos hacer es pensar que los alumnos tienen que ser escuchados, tenemos que oír sus demandas y a partir de allí empezar a hacer camino.
 
     Si todos los docentes, tuviéramos la mitad de dedicación, la dosis de voluntad, la gran experiencia y la paciencia de mi querida maestra, podríamos decir sin lugar a dudas que otra educación es posible.

DEU ANYS

BY joan No comments

Doncs no, en aquesta entrada tampoc tornaré a parlar de l’escola, tampoc tornaré a parlar d’educació, avui em prenc la llicència de parlar de mi.
 
I ho faig perquè d’aquí unes poques hores, quan estigui a punt d’acabar el dia farà ja deu anys que vaig tenir l’accident de moto. Deu anys ja són molts d’un accident que va marcar, està marcant i en certa forma seguirà formant part de la meva vida.
 Posant totes les coses que han passat en aquests deu anys en una balança trobo que per un costat: He perdut una tieta, he deixat de jugar a futbol sala, he deixat de fer d’entrenador, he deixat de córrer, he deixat de ser mestre d’educació física… però també en aquests deu anys: M’he casat, he tingut dos fills i també tres nebots, he conegut gent molt maca, he canviat les classes al pati per les classes a l’aula, he fet de la meva feina la meva passió i he tornat a recuperar les sortides en bicicleta.
Vist des d’aquesta perspectiva és innegable dir que les coses positives han de pesar més que les negatives.
 
Així doncs, avui, com cada dissabte des de fa més d’un any, he agafat la bicicleta de carretera, però avui no era un dia qualsevol, avui cada pedalada dels 100 kilòmetres que he fet ha estat un cant a la vida, cada moment de les quatre hores que he estat a sobre de la bici he vist passar la pel·lícula de l’any de patiment, he tornat a agrair a la vida l’oportunitat de deixar-me tornar a començar i sobretot m’he fet el ferm propòsit que l’any proper quan en aquesta data celebri els 11 anys i torni a sortir a la carretera hauré fet  el possible per acomplir els dos grans reptes d’aquest any:
  • Estar a l'alçada del nou repte professional que he començat.
  • Aconseguir acabar una gran prova de fondo de bicicleta de carretera.
Res més. i com sempre com a ritual de cada 12 de novembre, la primera cançó que van sentir les meves orelles dos dies de despertar del coma, tota una premonició. Encara avui, he tornat a plorar a l’escoltar-la.
 
 

Pedalear en el desierto

BY joan No comments

Ayer, en la soledad y la tranquilidad que me proporciona el silencio (bien preciado, cuando te dedicas a la educación y en casa tienes dos “enanos que lo que menos quieren es callar) me propuse a ver el documental que han realizado “Imparables” y su nueva aventura en el desierto de Atacama en la épica Chile (carrera de BTT) y si, me volví a emocionar 

 Y Ya lo ha vuelto hacer, me propuse no volver a escribir sobre ello para no hacerme pesado con el tema, pero la verdad es que no puedo evitarlo. Incluso antes de escribir estas líneas he hecho un ejercicio de interiorización para analizar los motivos que me empujan a volver a escribir sobre la familia ASDENT, su lucha, su coraje y su manera de vivir la vida.

Acabado el ejercicio de interiorización he llegado a la conclusión que necesito escribir, necesito intentar plasmar en palabras lo que los sentimientos quieren transmitir, necesito, aunque sea gritar en el desierto (primera referencia a este término) lo que me hace sentir cada vez que tengo noticias de los devenires de la lucha contra la enfermedad de Nacho. Necesito entender porque me emociono, porque me solidarizo con todo lo que lleva a cabo esta familia.
Y he llegado a la conclusión que me resulta muy fácil emocionarme porque me resulta muy sencillo empatizar.

Desde hace varios años, en la escuela, tenemos muy clara la educación en valores, tenemos muy claro que sin emoción no hay educación. Necesitamos entre todos hacer sembrar unas generaciones que crezcan solidarios, generosos, empáticos, que sepan emocionarse, que sean capaces de transmitir en palabras lo que les está sucediendo a nivel interior, que sepan poner nombre a las emociones. Empatizar, palabra mágica, empatizar, ponerse en el lugar de, sentirse como se siente el prójimo, si somos capaces de originar situaciones en la clase, donde se creen espacios para fomentar este ser empáticos, estaremos a la vez, disminuyendo problemas de relaciones entre nuestros alumnos y les daremos herramientas para el día de mañana no vagar por el desierto de las falsas relaciones.

 La última aventura de Eva Giménez, la madre de Nacho, le ha llevado hasta Chile, hasta el desierto de Atacama, le ha llevado a pedalear hasta llegar al extremo físico (el momento de desmayo en el coche pone los pelos de punta). Uno tiene la sensación de que cada pedalada en el desierto ha estado una lucha contra las dificultades y es un paso más hacia la esperanza.

Me quito el sombrero de la admiración, admiro lo que el amor hacia un hijo/a puede llegar a provocar en una persona que lleva su cuerpo al máximo, mis reverencias hacia la fortaleza de un marido que permanece protegiendo a los suyos, mientras su mujer se juega media vida en el desierto. Me congratulo con el ser humano y me reafirmo en la convicción que la perseverancia, la lucha y el compromiso ha de dar y seguro que va a dar su recompensa. 
No os perdáis el documental, si sois amantes del deporte y en especial de la bicicleta y de la btt. No dejéis de verlo si os gustan los retos, si sois unos viajeros convulsivos o os encantan los paisajes desérticos, No os defraudará si sois unos fans acérrimos del actorazo y mejor persona que es Santi Millán, pero sobretodo y por encima de todo verlo porqué os reconciliará con el ser humano y os obligará a salir cada día a la calle y sonreirle a la vida y no dejar que nada o nadie os quite vuestros sueños. 

Aunque muchas veces sintáis que predicais en el desierto.


Edcamp o aprendre entre iguals

BY joan No comments

Escric aquestes ratlles, no per explicar que és un Edcamp, perquè crec que a la web : Edcamp.cat i veient el vídeo s’entendrà molt millor.
 Si vols entendre millor aquest article et recomano que miris el vídeo si no saps de que van aquestes trobades

Avui al matí, conduint el cotxe per la Nacional II camí de Mataró, anava pensant que és el que em fa canviar la meva passió per la bicicleta de cada dissabte per anar a un Edcamp on no conec ningú a parlar sobre allò que de dilluns a dissabte omple la meva tasca laboral. I mentre anava passant a un ciclista rere un altre (amb el cotxe molt més fàcil, còmode i senzill que en bicicleta) i m’aprovava a la capital del Maresme tenia la sensació de que quan esperes un esdeveniment o un acte amb il.lusió i ganes, els moments previs estan plens de nervis i certes pors a que aquest, no respongui a les expectatives creades.
I ara quan ja el dissabte vol tancar la persiana per deixar pas a la negre nit, i després de deixar reposar unes quantes hores i d’haver paït el viscut a la jornada d’avui, crec que no està de més, fer un seguit de reflexions sobre l’experiència viscuda:
 
Quan vas a un lloc on no coneixes ningú val més anar-hi acompanyat, aquesta frase que m’he repetit més d’un cop, la podríem aplicar a la jornada d’avui, els moments previs, tot eren grupets de dos, tres mestres que venien de la mateixa escola, pocs érem els que transitàvem sols pel vestíbul de l’escola Pia, aquesta primera sensació de Soledat però, cal dir que s’ha anat esvaint poc a poc de diferents maneres: posant cares a companys docents del Twitter, converses a peu de cafetera, apuntant temes al mapa de les sessions, tot donava peu a començar petites converses, que tenien en comú, les incògnites que ens suposava l’Edcamp. Vist ara en retrospectiva crec que ha estat un encert anar-hi sol, ha suposat un petit repte i crec que m’ha enriquit molt més.
Un cop confeccionat per part de tots els mapa de les sessions, calia decidir-se per alguna sessió entre les cinc o sis opcions que es tenia. Cal dir que he tingut sort i no m’ha costat gaire triar entre els diferents temes plantejats: L’avaluació, el perfil de mestre innovador, com liderar processos de canvi a l’escola i l’educació emocional.
Si una cosa tenia clara quan he entrat per la porta de cada sessió era que volia escoltar i ser escoltat, volia callar i volia parlar, volia enriquir-me i procurar aportar riquesa, volia ser espectador i prendre part de la pel·lícula. Ho he aconseguit? cal dir que en algunes sessions més que en altres, però en termes generals penso que si, una hora de temps dóna marge suficient com a poder portar a bon port tot el que he citat anteriorment.
 
 
No sé si he après alguna cosa més de la que sabia... no sé si aplicaré algun recurs a l’aula dels que he escoltat... potser si o potser no, potser en certs moments les converses eren més una teràpia psicològica per donar-nos ànims entre nosaltres, potser en algunes sessions érem massa gent i costava participar, potser si que en certs moments es necessitaria la veu d’algú que reconduís les converses, potser si que en determinades ocasions cadascú aportava el seu punt de vista però no es seguia un fil conductor... però no em vull quedar això, vull anar més enllà i quedar-me amb la sensació ferma i convençuda de que aquesta manera de formar-se casa totalment amb la meva manera d’entendre l’educació i sobretot la formació:
 
Crec en l’aprenentatge entre iguals, crec que un company de l’escola té molt que ensenyar-me, crec que el mestre del barri, el mestre de l’altre punta de la ciutat por ensenyar-me i fer-me millor professor. Crec que ja és hora que el nostre col.lectiu obrim la porta de la classe i cantem plegats la cançó d’en Jaume Sisa: Oh benvinguts passeu passeu...
 
Així si, que de veritat podrem començar a generar petits canvis, perquè cada vegada estic més convençut que els canvis veritables venen de baix. Amb això l’Edcamp d’avui és un clar exemple que amb il·lusió, ganes i passió una altre educació es possible.

I puc dir clar i contundent que l'experiència ha estat positiva i enriquidora i estic convençut que ha estat el primer de molts més.
 

Preguntas...¿Sin respuesta?

BY joan No comments

Si usted querido lector, lee este artículo mañana o a ciertas horas del día de hoy, quizás ya sepa mucho más que yo.
A escasas horas de conocerse el nuevo ministro/a de educación, uno no puede evitar pensar ya hacerse determinadas preguntas que a ciencia cierta se quedarán flotando en el aire o cerradas en el cajón de las respuestas nunca dichas. Preguntas que a ciertas horas o en ciertos contextos pueden resultar incómodas o pueden llegar a ser absurdas:
  • ¿Será el nuevo ministro/a alguien procedente de mundo de la educación?
  • ¿Será alguien que haya pisado el aula de infantil?
  • ¿Será alguien que tenga hijos/as en edad escolar?
  • ¿Será alguien que de una vuelta al calcetín y se disponga a modificar la LOMCE?
  • ¿Será quien tenga la capacidad de oír a la comunidad educativa?
  • ¿Será alguien que se crea la escuela inclusiva?
  • ¿Será alguien con suficiente peso en la toma de decisiones del gobierno, para dar a la educación la importancia que se le supone?
  • ¿Será alguien con la suficiente capacidad de gestión para dar a los centros los recursos humanos y materiales suficientes?
  • ¿Será alguien que consiga por fin un pacto educativo de país y no de partidos?
  • ¿Será alguien sensible a la realidad de TODOS los centros escolares?
  • ....
 
    Algunas de las muchas preguntas que mucho me temo que dentro de pocas horas aún quedarán sin respuesta. No dudo, que habrá quien en menos de lo que canta el gallo, emitirá un juicio sumarísimo contra el nuevo ministro/a sin dejarle ni jurar el cargo. No creo en los milagros, ni creo que estas preguntas tengan mucho sentido hacerlas, pero dejarme que al menos a estas horas de la mañana, sueñe que estas respuestas se convierten en un Si y por una vez, aunque sea por casualidad, los que manden lo hagan con sensibilidad educativa.